Cómo Superar el Victimismo


Es cierto que a todos nos pasa estar en situaciones poco agradables, pero hay algunas personas que tienen una característica predominante en sus conversaciones: El Victimismo.

Son las personas que siguen culpando a los demás, a las circunstancias o la mala suerte de sus problemas. A mi juicio, esta es una manera inconsciente de exigir atención y también afecto de parte de los demás. Asumir la responsabilidad de su propia vida es la manera mejor para poder salir de ese círculo vicioso.

Hacerse la “víctima” es la característica fundamental de algunas personas que a menudo tienen la actitud de aquellos que se quejan de todo y de todos en vez de empezar a hacer algo para cambiarlas, prefieren ser víctimas indefensas en lugar de comenzar a Actuar para encontrar las soluciones a sus problemas o sus malestares.

Las “víctimas” piensan que son siempre los demás que se comportan mal y deben ser castigados por lo que sufren, los demás son la causa de que su vida no funciona. Estas personas se focalizan en el victimismo y sus quejas se convierten en la forma estándar para comunicarse y relacionarse con las personas a su alrededor.

Nunca olvides que basta una persona o una idea para cambiar tu vida para siempre,ya sea para bien o para mal

Casi todos cuando estamos en contacto con estas personas, nos sentimos muy incómodo, porque actúan como si fueran vampiros que nos quitan energía! Son personas que siempre se ven cómo los más desafortunados del planeta, como si no pudieran hacer nada para poder cambiar su situación.

Esta manera de actuar, es debida en la mayoría de los casos, a una baja Autoestima en la educación recibida en familia o también una forma “normal” de expresar y encontrar excusas para no tener que afrontar situaciones que los sacan de su zona de confort.

Normalmente son personas que han sufrido una verdadera falta de afecto y es de esta experiencia que desarrollaron la idea de que “no soy lo suficientemente digno” o “no me merezco.” Pero a medida que crecen, centran cada vez más su atención en lo que no tienen, o lo que perdieron, quejándose con los demás.

En muchas ocasiones, nos sentimos como en obligación de salvar a estas “víctimas”, hacer algo para ellos, porque están sufriendo mucho. Entonces, la forma más directa para ayudarlos, es resolver sus problemas o hacerse cargo de su malestar.

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.

 

Aunque pienso que para poder salir de ese círculo, hay que tomar conciencia y ser responsables de nuestra propia vida. Empezar a dar en veces de reclamar a los demás.

El mejor antídoto contra el  victimismo es asumir nuestras propias responsabilidades y actuar en consecuencia.

A veces hay situaciones difíciles, pero lo que hace la diferencia entre quedarse bloqueado o crecer, es llegar a ser dueños de nuestras vidas, tomar el control de nuestro destino o mejor dicho crearlo, tener la actitud correcta cuando nos enfrentamos a dificultades. Podemos interpretar la parte de la “víctima” como una fuerza externa, sin ninguna posibilidad de intervención por nuestra parte, o como una Oportunidad para aprender algo sobre nosotros mismos y el Mundo.

Si nos centramos en lo que no tenemos de la vida, o en todas aquellas acciones que los demás no hacen, no logramos nada, y es muy probable que nos sintamos infelices.

Culpar a los demás y quejarse, es estar en un estado de pasividad, y nos sentimos con una sensación de incapacidad para poder actuar. Si responsabilizas a ti mismo, tu cuerpo, tu mente y tu mundo, y verás que tendrás tiempo para las quejas, ya que la energía que necesitas te servirá para hacer y no para quejarte!

Lamentablemente la gran parte de la gente, se concentra más en lo que no quieren, que lo que les gusta y quieren.

 

Si estamos demasiado enfocados en lo que no queremos de la vida, tendremos que hacer un esfuerzo para poder definir las cosas que nos gusta y lo que realmente queremos de nuestra vida.

Una vez que sepamos lo que queremos en nuestra vida, solo tenemos que hacer las acciones necesarias para conseguir lo que deseamos. Seguramente encontraras miles de razones por las que sería mejor no hacer nada y permanecer inmóvil, pero de esa manera no vas a crecer, garantizado.

¿Te sientes identificado cómo víctima de lo que sucede en tu vida o eres una persona que actúa para encontrar soluciones?

Gracias por leer este Blog y Recuerda añadirnos a Nuestro Canal de Youtube para poder recibir nuestros Vídeos para Emprendedores y Seguirnos en Facebook.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *