Nada Ocurre Por Casualidad


¿Cuántas veces has oído esta frase “nada ocurre por casualidad”?

Parece que nuestra vida ya está escrita…cualquiera acción nos lleva siempre a nuevas direcciones y a menudo nos sentimos como si fuéramos guiados por algo.

¿Pero estamos seguros de que exista realmente el destino? Yo Estoy segura de una cosa…todo ocurre por un motivo.

Hay muchas teorías y religiones que hablan de vidas pasadas (reencarnación) y otra más científica que a lo contrario quieren demostrar que no hay nada de eso, simplemente somos los autores de nuestra propia vida.

Pero si es así, ¿cómo se explica el hecho de haber nacido en un País y no en otro? Pobres en lugar de ricos? con o sin padres? Una respuesta a todo no hay, queda la opinión subjetiva de cómo tú quieres vivir tu vida en el presente. Aún mejor es pensar que tú eres el capitán de tu barco, y gracias a tu motivación podrás lograr tus sueños.

En La Vida Nada Sucede Por Casualidad

Una gran película, que he visto muchas veces es “El Atlas de las Nubes” (Cloud Atlas), muy iluminadora en algunos aspectos. En esta película de los hermanos Wachowski (productor de la Matriz) los temas recurrentes son la reencarnación y el destino, elementos que vinculan indisolublemente los personajes y las situaciones de los seis episodios a través de numerosas llamadas y citas internas.

Te ha ocurrido alguna vez en la vida de pensar: “Si no hubiera conocido a esa persona hoy no habría hecho esto?”
Lo que la física cuántica y la vida misma te enseña es que cuando cambiamos nuestra energía atraemos a nosotros como un imán solo a personas únicas que vibran en nuestra misma frecuencia.

Y tú  ¿te acuerdas cuantas personas especiales has conocido en tu vida?
Envía un pensamiento de gratitud a todos ellos… por lo que eres ahora.

Desde “El Atlas de las Nubes”:

“Nuestra vida no nos pertenece.
Del vientre a la tumba estamos unidos a otros,
del pasado y del presente.
Y con cada crimen que cometemos y cada gesto amable,
alumbramos nuestro futuro.”

“Nada en este mundo sucede por casualidad.” (Verónica Decide de morir – Paulo Coehlo)

Todo tiene un porque y un tiempo en la vida, las cosas malas forjan nuestro carácter y nos dan la experiencia de lo que “no debe retornar” y nos permite valorar más las cosas que “SI” valen la pena.

La vida transcurre HOY, usemos nuestra experiencia para disfrutar el momento, no nos quedemos en el pasado ni vivamos pensando en el futuro, pues la vida sigue su camino y no siempre es el que nosotros desearíamos que fuera.

 

En la vida ocurren cosas buenas y malas, debemos aprender a disfrutar de las buenas y de las malas aprender a sacar provecho sabiendo las cosas que no deben volver a hacerse. Pero todo es experiencia y aprendizaje, uno nace e inicia un aprendizaje que solo se trunca con la muerte o no…

Algunas veces las personas llegan a nuestras vidas y rápidamente nos damos cuenta de que esto pasa por que debe de ser así para servir un propósito, para enseñar una lección, para descubrir quiénes somos en realidad, para enseñarnos lo que deseamos alcanzar.

Todo lo que aumenta la libertad, aumenta la responsabilidad

Nosotros no sabemos quiénes son estas personas, pero cuando fijamos los ojos en ellos sabemos y comprendemos que ellos afectaran muestras vidas de una manera profunda.
Algunas veces nos pasan cosas que parecen horribles, dolorosas e injustas, pero entendemos que sin que superemos estas cosas nunca hubiéramos realizado nuestro potencial y nuestra fuerza.

Todo pasa por una razón en la vida. Nada sucede por casualidad o por la suerte, sino por causalidad, enfermedades, heridas, el Amor, momentos perdidos de grandeza o de pura tonterías, todo ocurre para probar los límites de nuestras almas.

La gente que conocemos afectan nuestras vidas, las caídas y los triunfos que experimentamos crean las personas que somos.

Si alguien nos hiere, nos traiciona o rompe nuestros corazones les damos las gracias porque nos han enseñado la importancia de perdonar, de la confianza y a tener más cuidado de a quien le abrimos nuestros corazones.
Si alguien nos ama, amémoslos nosotros a ellos no porque ellos nos amen, sino porque nos han enseñado a amar y a abrirles nuestros corazones.

“Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.
Mantengamos la cabeza en alto porque tenemos todo el derecho a hacerlo.
Repitámonos a nosotros mismo que somos individuos magníficos y creerlo, sino creemos en nosotros mismo nadie más lo hará tampoco.

“Nunca debes darte por vencido. Los ganadores nunca se dan por vencidos, y los derrotistas nunca ganan.”

No existe La Casualidad, todo es Causalidad en nuestra vida, en nuestro camino.

Si te ha gustado el artículo comparte en Google Plus en Facebook, y dale a “+1” o “me gusta” o también podrás hacer un “Retweet” en Twitter. ¡Gracias!

 

Ana Sek y Alessandra
Skype anasekyalessandra
Email contacta@anasekyalessandra.com
Ana Sek Telefono +34 606926356
Alessandra Zuddas Telefono +34 670289087

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *